“Tomar agua caliente con limón en ayunas ayuda a la pérdida de peso y a mejorar la digestión”

 

 

¿MITO O REALIDAD?

 

Muchas personas creen y aplican diariamente este ritual. Sin embargo, el hacer esto agregando limón, tiene más desventajas que ventajas. Te explicamos:

 

-Tomar agua sola antes de cada comida te hidrata y te ayuda a consumir menos cantidad de alimentos, ya que cuando tu cuerpo está deshidratado, aumenta la sensación de hambre.

 

-Tomar agua sola en lugar de bebidas altamente energéticas y ricas en azúcares va a hacer que disminuyas la cantidad de hidratos de carbono que consumes diariamente, logrando así la pérdida de peso y evitando enfermedades como diabetes, caries, obesidad, presión arterial alta, entre muchas otras.

 

-El agua caliente te ayudará a tener una mejor digestión, ya que el calor ayuda a que los intestinos se movilicen, por lo que evitaras el estreñimiento. Al no tener distención abdominal, disminuye la circunferencia de cintura.

 

 

 

 

 

Entonces, tomar agua caliente antes de cada alimento si ayuda, pero ¿Qué pasa si agregamos limón?

 

 

 

 

 

 

-El agua caliente destruye la vitamina C; vitamina muy sensible a la temperatura, por lo que el beneficio se pierde.

 

-SI consumes limón en exceso, la vitamina C puede favorecer la aparición de litaisis renal. Si además de consumir frutas y verduras ricas en esta vitamina agregamos diariamente limón al agua o a los alimentos, contribuimos a tener un exceso de vitamina C, incrementando el riesgo de padecer piedras en el riñón. (Riesgo documentado sobretodo en hombres)

 

-Si la persona padece de gastritis y/o reflujo, el consumo del limón podría empeorar los síntomas.

 

-Tomar limón diariamente debilita de manera sorprendente la densidad del esmalte dental, haciéndolo más susceptible a la caries, la abrasión y a las micro-fracturas, lo que produce una sensibilidad notable. Si además de esto cepillamos nuestros dientes inmediatamente después de consumir el limón, el pH del limón junto con el cepillado hacen que literalmente estemos desgastando nuestro esmalte manualmente. Por eso se recomienda no lavarse los dientes hasta media hora después de consumir limón.

 

(Caso de una paciente que consumía altas cantidades de limón. Fue necesario colocar coronas de circonio para restaurar su dentición y estética) 

 

 

Como puedes ver, los beneficios de agregar limón al agua son pocos y no vale la pena arriesgar tus dientes. Te recomendamos que antes de comenzar a practicar un ritual de éstos, siempre TE INFORMES y leas sobre el tema, así evitarás que estas creencias erróneas puedan comprometer tu salud.

 

MNC Andrea Pérez

Dr. Federico Baena Q

Please reload

Featured Posts

Carillas y Coronas Dentales, un tratamiento de especialidad.

May 2, 2014

1/1
Please reload

Recent Posts
Please reload

Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square